Notificación de documentos: transmisión oficial de documentos jurídicos

Croacia
Contenido facilitado por
European Judicial Network
Red Judicial Europea (en materia civil y mercantil)

1 ¿Qué quiere decir en la práctica «notificación y traslado de documentos»? ¿Por qué hay normas específicas para la notificación y el traslado de documentos»?

En la práctica, la «notificación y traslado de documentos» es una figura jurídica por la que se deben notificar los documentos de los procesos civiles y mercantiles a todas las partes.

Los puntos 6, 7 y 8 del apartado 1 del artículo 4 del Decreto sobre administración o Uredba o uredskom poslovanju [Narodne Novine (Boletín Oficial de Croacia) n.º 7/09; en lo sucesivo, «Decreto»] establecen que el documento en cuestión puede ser tanto un documento de parte (pismeno podnesak), como una resolución judicial (akt).

- Un documento de parte es un documento que una de las partes con el que pretenden incoar un proceso, complementar o modificar una demanda u otro tipo de solicitud o para declarar el desistimiento o la renuncia.

El artículo 14 del Código Procesal Civil o Zakon o parničnom postupku [Narodne novine n.os 53/91, 91/92, 58/93, 112/99, 88/01, 117/03, 88/05, 02/07, 84/08, 123/08, 57/11, 148/11, 25/13 y 89/14] establece que, si, en el caso de acciones concretas, la ley no especifica el procedimiento para el ejercicio por las partes de dichas acciones, las partes deben realizar los trámites judiciales por escrito fuera de la vista, y de forma oral en la vista.

El artículo 106 del Código Procesal Civil estipula que los documentos de parte —demandas, contestaciones a demandas, recursos y otras declaraciones, propuestas y notificaciones al margen del juicio— se deben presentar por escrito.

Por tanto, los documentos de parte son documentos de las partes que sirven para realizar ciertas actuaciones judiciales.

- Una resolución judicial es un documento que emite una autoridad jurisdiccional en virtud del cual se resuelve un asunto, se da respuesta a los documentos presentados por una parte o se inician, suspenden o finalizan actuaciones procesales y se establece una correspondencia formal con otros organismos o personas jurídicas con prerrogativas públicas.

La notificación y el traslado de documentos, con arreglo a su definición legal, es una actividad que corresponde a las autoridades y personas competentes, mediante la cual los destinatarios son informados del contenido de los documentos dirigidos a ellos o pueden consultarlos directamente. Este aspecto es importante porque, en caso de no notificar o trasladar un documento a una de las partes, esta parte pierde la oportunidad de ser oída y esa situación constituye, en consecuencia, una vulneración grave de las disposiciones procesales civiles que legitiman la interposición de un recurso extraordinario.

El traslado de la demanda a la parte demandada también es un requisito necesario para la incoación de un proceso judicial; dicho proceso se considera incoado a partir del momento en el que la demanda sea trasladada a la parte demandada (artículo 194, apartado 1, del Código Procesal Civil).

Por este motivo, existen normas especiales aplicables a la notificación y el traslado de documentos, dado que se trata de un requisito procesal que se deriva de ciertos principios procesales civiles, como el principio de contradicción; ello conlleva que las partes deben conocer la información acerca del lugar y la hora del proceso judicial y acerca de los hechos pertinentes del caso. De este modo, el proceso no puede incoarse a menos que se haya trasladado la demanda a la parte demandada, con arreglo a las normas aplicables. La notificación y el traslado de documentos también es importante porque, en algunos casos, el plazo del que las partes disponen para llevar a cabo determinadas actuaciones judiciales (responder a una demanda, recurrir) comienza a contar a partir del momento de la notificación o traslado del documento. En consecuencia, en un proceso judicial, deben adoptarse todas las medidas necesarias para que los destinatarios puedan consultar los documentos que se les dirigen (principio de seguridad jurídica y principio de presentación oral y escrita). Un documento solo se considera debidamente notificado o trasladado en caso de que se hayan cumplido todas las normas aplicables a la notificación y el traslado de documentos.

2 ¿Qué documentos deben ser notificados y trasladados de forma oficial?

Los escritos de demanda, las diligencias de ejecución, las sentencias y demás resoluciones judiciales que puedan impugnarse de forma independiente y contra las que quepa algún recurso deben notificarse y trasladarse a la parte correspondiente en persona; esto también es aplicable a cualquier otro documento que, con arreglo a la ley o cuando el órgano jurisdiccional lo considere necesario, requiera de medidas de precaución especiales, como, por ejemplo, en caso de documentos de identificación originales o por cualquier otro motivo (artículo 142, apartado 1, del Código Procesal Civil).

3 ¿Quién es competetente para la notificación y el traslado de un documento?

El título 11 del Código Procesal Civil incluye disposiciones que regulan la notificación y el traslado de documentos.

El artículo 133, apartado 1, del Código Procesal Civil establece la forma de notificación y traslado de los documentos; a tal fin, estipula que los documentos deben notificarse o trasladarse por correo o a través de un funcionario o agente judicial autorizado, un organismo administrativo competente, un notario o directamente por parte del órgano jurisdiccional. Como alternativa, se puede hacer por correo electrónico con arreglo a la legislación correspondiente.

El artículo 133 bis del Código Procesal Civil establece que, en respuesta a la solicitud de una parte que afirma estar dispuesta a correr con los gastos que se ocasionen, el órgano jurisdiccional puede, mediante resolución contra la que no cabe recurso, ordenar que la notificación o el traslado de un documento se le encomiende a un notario. El notario en cuestión puede delegar la ejecución de dicha tarea en un notario auxiliar, un notario asesor o un notario en prácticas.

El artículo 133 ter del Código Procesal Civil establece que, si antes de presentar una demanda judicial, el demandado acordase por escrito con el demandante recibir las notificaciones y traslados de documentos relativos al litigio objeto del acuerdo en un domicilio en Croacia o a través de una persona concreta en Croacia, la demanda y el resto de documentos judiciales derivados del proceso se notifican y trasladan al demandado, a propuesta del demandante, en dicho domicilio o a través de dicha persona. En caso de no poder llevar a cabo la notificación o el traslado, el órgano jurisdiccional dicta una resolución ordenando que cualquier otro documento que deba notificarse o trasladarse al demandado se le notifique o traslade mediante comunicación edictal.

El artículo 133 quater del Código Procesal Civil establece que, si las partes llegan un acuerdo a este respecto durante el proceso, el órgano jurisdiccional ordena que se envíen los documentos de parte y otros documentos pertinentes directamente el uno al otro, por correo certificado con acuse de recibo. Si alguna de las partes es una persona jurídica o una persona física con un domicilio profesional, los documentos pueden enviarse directamente al domicilio social u oficina principal, acompañados de un acuse de recibo del documento en el que el destinatario deberá estampar su sello. En los litigios en los que la representación de ambas partes recaiga sobre abogados o asesores jurídicos, el órgano jurisdiccional puede ordenar a los representantes de las partes que se entreguen los documentos de parte por correo con acuse de recibo o mediante entrega en persona directamente en la oficina o domicilio social.

El artículo 134 bis establece que las notificaciones y traslados a una persona jurídica inscrita en el registro de un órgano jurisdiccional específico o en un registro de otra índole deben realizarse a la dirección indicada en la demanda. Si la notificación o el traslado a la dirección indicada en la demanda no puede llevarse a cabo, debe realizarse en la sede que conste en el registro. Si la notificación o el traslado tampoco puede llevarse a cabo en esa dirección, se realiza mediante comunicación edictal. Esto también es aplicable a las personas físicas que desempeñen determinadas profesiones en un domicilio profesional (comerciantes, minoristas, notarios, abogados, médicos, etc.), siempre que la notificación o el traslado esté relacionado con su profesión.

El artículo 134 ter del Código Procesal Civil establece que si, como consecuencia de la solicitud de una persona y la autorización correspondiente del presidente o juez decano del órgano jurisdiccional, las notificaciones y traslados a dicha persona se llevan a cabo en el órgano jurisdiccional, los documentos que este le remita se depositan en un buzón en la sala que el órgano jurisdiccional designe a estos efectos. La notificación o el traslado lo lleva a cabo un funcionario del órgano jurisdiccional. El presidente o juez decano del órgano jurisdiccional puede disponer que todos los abogados y notarios que tengan su domicilio profesional en la demarcación del órgano jurisdiccional reciban los documentos de este a través de los susodichos buzones.

El artículo 135 del Código Procesal Civil dispone que las citaciones que deban notificarse a personal militar, miembros de las fuerzas policiales y trabajadores del sector del transporte terrestre, fluvial, marítimo y aéreo se notifican a través de su responsable o superior inmediato. También pueden notificárseles de este modo otro tipo de documentos, cuando sea necesario.

El artículo 136 del Código Procesal Civil establece que, cuando deba llevarse a cabo una notificación o traslado a personas o instituciones de un país extranjero o a extranjeros con derecho a inmunidad, la notificación o el traslado se realiza por vía diplomática, salvo disposición en contrario de un acuerdo internacional o el Código Procesal Civil (artículo 146). Si un documento debe ser notificado o trasladado a un ciudadano croata en un país extranjero, la notificación puede realizarse a través del representante diplomático o consular competente de Croacia con atribuciones consulares en el país extranjero en cuestión. Dicha notificación o traslado solo es válida si la persona a la que va dirigido el documento acepta recibirlo.

El artículo 137 del Código Procesal Civil establece que las notificaciones y traslados a las personas privadas de libertad se realizan a través de la dirección del centro penitenciario o correccional.

Las personas mencionadas en los artículos 141 y 142 del Código Procesal Civil (personas físicas que no lleven a cabo una actividad en un domicilio profesional y personas físicas que lleven a cabo su actividad en un domicilio profesional si el litigio no guarda relación con dicha actividad profesional) pueden recibir, en algunos casos, la notificación de documentos mediante comunicación edictal.

4 Preguntas relativas a la dirección:

4.1 De acuerdo con el Reglamento (CE) nº 1393/2007 del Parlamento Europeo y el Consejo, de 13 de noviembre de 2007, relativo a la notificación y al traslado en los Estados miembros de documentos judiciales y extrajudiciales en materia civil o mercantil, ¿puede la autoridad requerida en este Estado miembro, por iniciativa propia, tratar de determinar la localización del destinatario de los documentos que deben ser notificados y trasladados si el destinatario ya no reside en la dirección conocida por la autoridad peticionaria?

Si la dirección de la persona a la que va dirigido y debe notificarse o trasladarse el documento a petición de una autoridad competente extranjera ha cambiado en el ínterin y el documento no puede notificarse o trasladarse por este motivo, el órgano jurisdiccional croata está obligado, con arreglo al artículo 143 del Código Procesal Civil, a intentar la notificación o el traslado del documento en el lugar de residencia de dicha persona en Croacia que figure en el registro del Ministerio del Interior (Ministarstva unutarnjih).

Siempre que se presenten pruebas que acrediten la existencia de un interés judicial, puede solicitarse a la policía información acerca del domicilio o la residencia temporal de una persona a la que deban notificarse o trasladarse documentos relativos a un proceso civil.

4.2 ¿Tienen las autoridades judiciales extranjeras y/o las partes de un proceso judicial acceso a los registros o servicios en este Estado miembro que permitan averiguar la dirección actual de una persona? En caso afirmativo, ¿qué registros o servicios existen y qué procedimiento se debe seguir? ¿Es necesario abonar una tasa para utilizarlos? Si es así, ¿a cuánto asciende dicha tasa?

El Registro Mercantil (Sudski registar trgovačkih društava) de Croacia, que es de base judicial, es un servicio público que permite a los órganos jurisdiccionales extranjeros y a las partes obtener toda la información que necesiten acerca de sociedades croatas en el enlace siguiente: https://sudreg.pravosudje.hr/registar/f?p=150:1

Las direcciones de las personas físicas no son públicas y solo se pueden consultar a través del Ministerio del Interior.

4.3 ¿Cómo gestionan las autoridades de este Estado miembro una petición destinada a averiguar la dirección actual de una persona y enviada de acuerdo con el Reglamento del Consejo (CE) nº 1206/2001, de 28 de mayo de 2001, relativo a la cooperación entre los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros en el ámbito de la obtención de pruebas en materia civil o mercantil?

El ordenamiento jurídico de Croacia no regula la manera en la que los órganos jurisdiccionales deben proceder al aplicar el Reglamento (CE) n.º 1206/2001 del Consejo, de 28 de mayo de 2001, relativo a la cooperación entre los órganos jurisdiccionales de los Estados miembros en el ámbito de la obtención de pruebas en materia civil o mercantil. No obstante, resulta evidente por experiencias pasadas que los órganos jurisdiccionales de Croacia responden y tramitan adecuadamente las solicitudes sobre la dirección actual de personas que se reciben con arreglo al Reglamento (CE) n.º 1206/2001 del Consejo.

5 ¿Cómo se realiza la notificación y el traslado de un documento en la práctica? ¿Hay otros métodos alternativos que puedan ser utilizados (aparte de la notificación y el traslado sustitutivos a los que se hace referencia a continuación en el apartado 6)?

Por norma general, los documentos se notifican o trasladan por correo o mediante un funcionario designado del órgano jurisdiccional. Los artículos 133 a 137 del Código Procesal Civil mencionan métodos de notificación y traslado alternativos que se pueden utilizar. Entre esos métodos alternativos se encuentra la notificación y el traslado de documentos mediante un organismo administrativo competente, mediante notario, directamente en el órgano jurisdiccional o incluso por correo electrónico con arreglo a la legislación correspondiente. En algunos casos, los documentos también pueden notificarse y trasladarse mediante comunicación edictal.

6 ¿Están permitidos en los procedimientos civiles la notificación y el traslado electrónico de documentos (notificación y traslado de documentos judiciales o extrajudiciales a través de medios electrónicos de comunicación a distancia como el correo electrónico, aplicación segura a través de internet, fax, SMS, etc.)? Si es así, ¿para qué tipos de procedimiento está previsto este método? ¿Hay restricciones en cuanto a la disponibilidad o el acceso a este método de notificación y traslado de documentos en función del destinatario (profesional del Derecho, persona jurídica, empresa u otro tipo de agente comercial, etc.)?

La notificación de documentos por teléfono, fax o correo electrónico está permitida en los casos contemplados en el artículo 193, apartado 5, y en el artículo 321, el apartado 7, del Código Procesal Civil (notificación o traslado por parte del órgano en segunda instancia al órgano de primera instancia indicando que ya se ha resuelto el recurso y notificación o traslado por parte del órgano de primera instancia al órgano de segunda instancia indicando el desistimiento o la renuncia al recurso o el acuerdo extraprocesal de la partes).

El artículo 495 del Código Procesal Civil establece que, en casos urgentes, el señalamiento de una vista puede hacerse por teléfono, telegrama o correo electrónico, con arreglo a la legislación correspondiente, o por cualquier otra vía adecuada. Si no hay constancia por escrito del señalamiento de la vista, se expide una nota oficial al respecto.

El artículo 507 sexdecies dispone que los formularios contemplados en el Reglamento (CE) n.º 861/2007 y las demás solicitudes y escritos pueden trasladarse por fax o correo electrónico. Corresponde al Ministro de Justicia fijar normas específicas para el traslado de resoluciones por fax o correo electrónico y también especificar en dichas normas la fecha a partir de la cual entran en vigor. Teniendo en cuenta que las susodichas normas no se han fijado hasta la fecha, todavía no se cumplen las condiciones técnicas para utilizar este tipo de vías de comunicación.

En principio, sin embargo, los artículos 492 bis, 492 ter y 492 quater establecen el método de notificación y traslado y las normas para enviar documentos por correo electrónico en los procesos judiciales mercantiles. Si van a utilizarse medios de comunicación electrónica, es necesario dictar normas que regulen el contenido y la estructura de dichas comunicaciones, las condiciones bajo las cuales los documentos pueden ser enviados por correo electrónico, los registros que deben completarse al enviar documentos por correo electrónico (formato de los correos electrónicos) y la organización y funcionalidades del sistema de información. Teniendo en cuenta que las susodichas normas no se han fijado hasta la fecha, todavía no se cumplen las condiciones técnicas para utilizar este tipo de vías de comunicación.

El artículo 106 bis del Código Procesal Civil o Zakon o parničnom postupku [Narodne novine n.os 53/91, 91/92, 112/99, 88/01, 117/03, 88/05, 2/07, 84/08, 96/08, 123/08, 57/11, 148/11 (versión consolidada), 25/13, 89/14 (sentencia del Tribunal Constitucional) y 70/19] contempla la utilización de medios de comunicación electrónica:

«1. Se podrán enviar documentos por medios electrónicos a través de un sistema informático.

2. Los documentos enviados electrónicamente deberán firmarse con una firma electrónica cualificada, con arreglo a la que se disponga en la normativa aplicable. Los documentos enviados electrónicamente que hayan sido firmados con una firma electrónica cualificada se considerarán firmados a mano.

3. La fecha en la que el sistema informático genera para el remitente el acuse de recibo se considerará la fecha en que se ha presentado al órgano jurisdiccional destinatario el escrito de que se trate.

4. Si el escrito enviado electrónicamente está en un formato que no puede manipular el órgano jurisdiccional, este informará de ello al remitente por medios electrónicos y le instruirá sobre cómo subsanar la situación con arreglo a las directrices establecidas.

5. A modo de excepción de lo dispuesto en el apartado 1 del presente artículo, los organismos estatales, la fiscalía, los abogados, los notarios, los peritos judiciales, los asesores jurídicos, los intérpretes judiciales, los administradores concursales, los agentes judiciales y las personas jurídicas siempre enviarán la documentación por medios electrónicos.

6. Si una de las personas referidas en el apartado 5 del presente artículo no enviare un escrito por medios electrónicos, el órgano jurisdiccional le dará un plazo de ocho días para hacerlo. Si no se subsanare este aspecto formal, no se tendrá por presentado el escrito.

7. El Ministerio responsable en materia judicial creará el sistema informático.

8. Los requisitos para enviar y recibir los documentos por medios electrónicos, los formatos que deben utilizarse y la organización y las funcionalidades del sistema informático los establecerá el Ministerio responsable en materia judicial.»

El artículo 8 del Reglamento de comunicaciones electrónicas o Pravilnik o elektroničkoj komunikaciji (Narodne novine n.º 5/20) regula la atribución de derechos de acceso al sistema informático a personas físicas, personas jurídicas y organismos estatales, abogados, notarios, peritos judiciales, asesores jurídicos, intérpretes judiciales, administradores concursales y agentes judiciales.

El 20 de abril de 2020, el Ministerio de Justicia adoptó una decisión por la que se confirmaba que todos los tribunales municipales (općinski sud), todos los tribunales de condado (županijski sud) y el Tribunal Superior de lo Mercantil (Visoki trgovački sud) cumplían los requisitos en materia de comunicaciones electrónicas.

Esta decisión entró en vigor, como se indicaba en su articulado, en la fecha de su publicación en el sitio web del Ministerio de Justicia y, más concretamente, el 22 de abril de 2020.

El 13 de julio de 2020, el Ministro de Justicia de la República de Croacia adoptó una decisión, que entró en vigor en la fecha de su publicación en el sitio web oficial del Ministerio de Justicia, por la que se confirmaba que el Tribunal Supremo (Vrhovni sud) de la República de Croacia cumplía los requisitos en materia de comunicaciones electrónicas.

Por tanto y con arreglo a estas disposiciones, los organismos estatales, la fiscalía, los abogados, los notarios, los peritos judiciales, los asesores jurídicos, los intérpretes judiciales, los administradores concursales, los agentes judiciales y las personas jurídicas siempre enviarán la documentación por medios electrónicos.

7 Notificación alternativa:

7.1 ¿Permite el Derecho de este Estado miembro otros métodos de notificación y traslado en aquellos casos en los que no haya sido posible notificar y trasladar los documentos al destinatario (por ejemplo, notificación a su domicilio, al agente judicial, por correo postal o por medio de carteles publicitarios)?

El artículo 142, apartado 2, del Código Procesal Civil establece que, si la persona a la que debe notificarse o trasladarse un documento no se encuentra en el lugar de designado de conformidad con la información que consta en la demanda o en los registros oficiales, debe informarse a la persona encargada de llevar a cabo la notificación o el traslado sobre dónde y cuándo localizar a dicha persona destinataria. Asimismo, la persona encargada de la notificación o el traslado deja a una de las personas mencionadas en los apartados 1, 2 y 3 del artículo 141 del Código Procesal Civil un aviso escrito dirigido al destinatario indicando el día y la hora en la que deberá estar en su domicilio o lugar de trabajo para recibir el documento. Si, tras ese intento, la persona encargada de la notificación o el traslado no puede localizar a la persona destinataria del documento, se aplican las disposiciones del artículo 141 del Código Procesal Civil y la notificación se considera debidamente realizada.

El artículo 37 de la Ley de servicios postales o Zakon o poštanskim uslugama (Narodne novine n.os 144/12 y 153/13) establece que los envíos postales, con la salvedad de los envíos postales ordinarios, deben entregarse al destinatario en persona, a su representante legal o a una persona que el destinatario hubiese autorizado mediante poder notarial. Como excepción, en el caso de que un paquete postal no se hubiese podido entregar a ninguna de las personas indicadas, este puede entregarse a un adulto que viva en el domicilio, a una persona que esté empleada a tiempo completo en el domicilio o en las instalaciones comerciales del destinatario o a una persona autorizada de las instalaciones comerciales de la persona física o jurídica respecto de la cual el destinatario sea un trabajador a tiempo completo. Si el envío no pudiese entregarse en la forma estipulada, se deja un aviso en el buzón del destinatario comunicándole dónde y cuándo debe recoger el envío. Por lo general, el servicio de correos deja un aviso indicando que el envío puede recogerse en la oficina de correos correspondiente en el plazo de cinco días desde la entrega del aviso. Si el destinatario no recoge el envío en ese plazo, el servicio de correos devuelve el envío al remitente.

Como método de última instancia, se puede notificar el documento por comunicación edictal (artículos 133 ter, 134 bis, 134 ter, 143 y 144 del Código Procesal Civil).

7.2 En caso de que se apliquen otros métodos, ¿cuándo se considera que los documentos han sido notificados y trasladados?

En caso de utilizar otro método de notificación o traslado, los documentos se consideran notificados el día en que se entreguen al destinatario o a la persona autorizada para recibir el documento en nombre del destinatario o, si el documento se hubiese notificado mediante comunicación edictal, una vez transcurrido el plazo de ocho días desde la publicación en el tablón de anuncios.

7.3 Si otro método de notificación y traslado es el depósito de los documentos en un lugar específico (por ejemplo, en una oficina de correos), ¿cómo se informa al destinatario acerca de ese depósito?

El artículo 37 del de la Ley de servicios postales establece que los envíos postales, con la salvedad de los envíos postales ordinarios, deben entregarse al destinatario en persona, a su representante legal o a una persona que el destinatario hubiese autorizado mediante poder notarial. Como excepción, en el caso de que un paquete postal no se hubiese podido entregar a ninguna de las personas indicadas, este puede entregarse a un adulto que viva en el domicilio, a una persona que esté empleada a tiempo completo en el domicilio o en las instalaciones comerciales del destinatario o a una persona autorizada de las instalaciones comerciales de la persona física o jurídica respecto de la cual el destinatario sea un trabajador a tiempo completo. Si el envío no pudiese entregarse en la forma estipulada, se deja un aviso en el buzón del destinatario comunicándole dónde y cuándo debe recoger el envío. Si el destinatario no recoge el envío en ese plazo, el servicio de correos devuelve el envío al remitente.

Si, como consecuencia de la solicitud de una persona y la autorización correspondiente del presidente o el juez decano del órgano jurisdiccional, las notificaciones a dicha persona se llevan a cabo en el propio órgano jurisdiccional, los documentos que este le remita se colocan en un buzón en la sala que el órgano jurisdiccional designe a estos efectos. La notificación o el traslado lo lleva a cabo un funcionario del órgano jurisdiccional. El presidente o el juez decano del órgano jurisdiccional puede disponer que todos los abogados y notarios y determinadas personas jurídicas que tengan su domicilio profesional o su sede en la demarcación del órgano jurisdiccional reciban los documentos de este a través de los susodichos buzones (artículo 134 ter del Código Procesal Civil). En dichas circunstancias, las personas indicadas tienen la obligación de recoger los documentos en un plazo de ocho días. Si no se recoge un documento en ese plazo, el documento se comunica por edicto. Un documento se considera notificado o trasladado una vez transcurridos ocho días desde el momento en que fue publicado en el tablón de anuncios.

7.4 ¿Qué ocurre si el destinatario se niega a aceptar la notificación y el traslado de los documentos? ¿Se considera que los documentos han sido notificados y trasladados correctamente si la negativa es ilegítima?

Si el destinatario se niega a firmar el acuse de recibo, el responsable de la notificación de la citación así lo consigna, haciendo constar por escrito la fecha de notificación o traslado, y el documento se considera notificado o trasladado (artículo 149, apartado 3, del Código Procesal Civil).

8 Servicio postal desde el extranjero (artículo 14 del Reglamento)

8.1 En caso de que el servicio de correos entregue un documento enviado desde otro país a un destinatario en este Estado miembro y sea necesario un acuse de recibo (artículo 14 del Reglamento), ¿debe entregar el servicio postal el documento exclusivamente al destinatario de forma personal o puede, de conformidad con las normas nacionales de distribución postal, entregar el documento también a otra persona en la misma dirección?

El artículo 507 quater dispone que la notificación y el traslado de documentos con arreglo a las disposiciones del artículo 14 del Reglamento (CE) n.º 1393/2007 debe acreditarse mediante acuse de recibo o documento equivalente. Los documentos con lugar de entrega en la República de Croacia que deban notificarse o trasladarse con arreglo a las disposiciones del artículo 7, apartado 1, del Reglamento (CE) n.º 1393/2007 también pueden notificarse o trasladarse mediante correo certificado con acuse de recibo.

El Código Procesal Civil no estipula que la notificación o el traslado de documentos con arreglo al artículo 14 del Reglamento (CE) n.º 1393/2007 deba realizarse al destinatario exclusivamente; es por ello que las disposiciones del Código Procesal Civil que regulan la entrega en persona permiten una notificación o traslado alternativos.

8.2 En virtud de las normas de distribución postal en este Estado miembro, ¿cómo se puede llevar a cabo la notificación y el traslado de documentos en el extranjero, con arreglo al artículo 14 del Reglamento nº 1393/2007, si no se ha localizado en la dirección de la entrega ni al destinatario ni a ninguna otra persona autorizada a recibir el envío (si esto es posible de acuerdo con las normas nacionales de distribución postal – véase más arriba)?

Las disposiciones del Código Procesal Civil que regulan los métodos de notificación o traslado alternativos establecen que los documentos se pueden notificar o trasladar, en última instancia, por comunicación edictal, en cuyo caso la notificación o traslado se considera realizado en Croacia.

8.3 ¿Establece la oficina de correos un plazo específico para la recogida de los documentos antes de devolverlos como «no entregados»? En caso afirmativo, ¿cómo se informa al destinatario de que hay un envío para él en la oficina de correos?

El artículo 142, apartado 2, del Código Procesal Civil establece que, si la persona a la que debe notificarse o trasladarse un documento no se encuentra en el lugar de designado de conformidad con la información que consta en la demanda o en los registros oficiales, debe informarse a la persona encargada de llevar a cabo la notificación o el traslado sobre dónde y cuándo localizar a dicha persona destinataria. Asimismo, la persona encargada de la notificación o el traslado deja a una de las personas mencionadas en los apartados 1, 2 y 3 del artículo 141 del Código Procesal Civil un aviso escrito dirigido al destinatario indicando el día y la hora en la que deberá estar en su domicilio o lugar de trabajo para recibir el documento. Si, tras ese intento, la persona encargada de la notificación o el traslado no puede localizar a la persona destinataria del documento, se aplican las disposiciones del artículo 141 del Código Procesal Civil y la notificación se considera debidamente realizada.

9 ¿Hay alguna prueba escrita de que se ha notificado y trasladado el documento?

El artículo 149 del Código Procesal Civil establece que el destinatario debe firmar el acuse de recibo y dejar constancia de la fecha en que se practicó la notificación o el traslado. Si un documento se notifica o traslada a un organismo estatal, persona jurídica o persona física que lleve a cabo sus actividades en un domicilio profesional, el destinatario, además de firmar el acuse de recibo, debe estampar el sello o timbre oficial del organismo o entidad en cuestión. Si, en el caso de un documento notificado o trasladado a un organismo o entidad no se hubiese estampado el sello o timbre correspondiente, la persona encargada de la notificación o traslado debe consignar los motivos de esta circunstancia. Si el destinatario es analfabeto o está incapacitado para firmar, la persona encargada de la notificación o traslado escribe su nombre y apellidos y hace constar, en letras, la fecha de notificación o traslado, además de incluir una nota indicando el motivo por el que no consta la firma del destinatario. Si el destinatario se niega a firmar el acuse de recibo, la persona encargada de la notificación o traslado lo anota por escrito y escribe, en letras, el día de notificación o traslado, considerándose el documento notificado o trasladado en dicha fecha. Si la notificación se lleva a cabo con arreglo a las disposiciones del artículo 142, apartado 2, del Código Procesal Civil, la cédula, junto con el acuse de recibo del documento, también indica que una comunicación por escrito precedió a dicha notificación o traslado. Cuando, de conformidad con lo dispuesto en el Código, el documento se entregue a otra persona y no a la persona a la que va dirigida el documento, la persona encargada de la notificación o traslado consignará el tipo de relación existente entre ambas personas. Salvo en el caso de documentos notificados o trasladados a organismos estatales o personas jurídicas, la persona encargada de notificar o trasladar un documento solicita a la persona destinataria, en caso de no conocerla, que se identifique. La persona encargada de la notificación o traslado consigna el nombre y apellidos de la persona a la que se le ha hecho entrega del documento e indica si conocía a la persona destinataria o, en caso contrario, hace constar el número del documento de identidad con el que se haya acreditado esa persona, así como el organismo expedidor del documento de identidad. La persona encargada de la notificación o traslado, salvo en el caso de los notarios, tiene la obligación de escribir su nombre y apellidos y su cargo de forma legible en la cédula y también de estampar su firma en él. Si es necesario, la persona encargada de la entrega consigna por separado la entrega y lo adjunta a la cédula. En caso de haber escrito una fecha equivocada, la notificación o traslado se considera realizada en la fecha en la que el documento hubiese sido entregado. Si la cédula se extravía, la notificación o traslado puede acreditarse por otra vía.

El artículo 133 bis, apartados 3 y 4, del Código Procesal Civil establece que el notario presenta un justificante de la recepción del documento y de las medidas adoptadas para notificar o trasladar el documento. El notario envía sin demora directamente al órgano jurisdiccional una copia certificada del justificante de recepción del documento que debía notificarse o trasladarse y un certificado de notificación o traslado, junto con una copia certificada del justificante de notificación o traslado, o del documento que no hubiese podido notificarse o trasladarse, junto con una copia certificada del justificante de las medidas adoptadas.

10 ¿Qué sucede si algo falla y el destinatario no recibe el documento, o la notificación y el traslado se efectúan infringiendo la ley (por ejemplo, el documento se notifica a un tercero)? ¿Se puede considerar válido el traslado y la notificación a pesar de ello, es decir, es posible sanar la infracción legal o se debe realizar una nueva notificación y traslado?

El destinatario o la persona a la que pueda notificarse o trasladarse el documento tienen derecho a negarse a recibir el documento, siempre que la notificación o traslado se haya llevado a cabo fuera de plazo o en un lugar o por un medio no previsto en la legislación aplicable. No obstante, si los destinatarios o las personas que sí están obligadas a recibir un documento deciden, aun así, de forma ilícita negarse a recibir el documento o si lo tiran o destruyen antes de leerlo, dicha negativa no afecta a las consecuencias jurídicas del documento notificado o trasladado (VsSr Gzz 61/73 – ZSO 4/76-140).

Si el destinatario se niega a firmar el acuse de recibo, el responsable de la notificación de la citación así lo consigna, haciendo constar por escrito la fecha de notificación o traslado, y el documento se considera notificado o trasladado (artículo 149, apartado 3, del Código Procesal Civil).

En caso de que la notificación o traslado de un documento sea rechazada, el último recurso para llevar a cabo la notificación o traslado es la comunicación edictal. El documento se considera notificado o trasladado una vez transcurridos ocho días desde el momento en que fue publicado en el tablón de anuncios del órgano jurisdiccional.

En lo que respecta a la notificación o traslado de documentos a un tercero, debe tenerse en cuenta que, si el documento se entrega a una persona distinta del destinatario, debe consignarse la relación entre ambas (artículo 149, apartado 5, del Código Procesal Civil). Salvo en el caso de documentos notificados o trasladados a organismos estatales o personas jurídicas, la persona encargada de notificar o trasladar un documento solicita a la persona destinataria, en caso de no conocerla, que se identifique. La persona encargada de la notificación o traslado consigna el nombre y apellidos de la persona a la que se le ha hecho entrega del documento e indica si conocía a la persona destinataria o, en caso contrario, hace constar el número del documento de identidad con el que se haya acreditado esa persona, así como el organismo expedidor del documento de identidad. La persona encargada de la notificación o traslado, salvo en el caso de los notarios, tiene la obligación de escribir su nombre y apellidos y su cargo de forma legible en la cédula y también de estampar su firma en él. Si es necesario, la persona encargada de la entrega consigna por separado la entrega y lo adjunta a la cédula. En caso de haber escrito una fecha equivocada, la notificación o traslado se considera realizada en la fecha en la que el documento hubiese sido entregado. Si la cédula se extravía, la notificación o traslado puede acreditarse por otra vía.

El órgano jurisdiccional puede imponer una multa a la persona encargada de la notificación o trasladado de un documento que no haya notificado o trasladado el susodicho documento en tiempo y forma debidos, provocando un retraso considerable del proceso.

11 ¿Hay que pagar por la notificación y el traslado de un documento, y, en este caso, cuánto?

El artículo 63 del Reglamento establece que los gastos de envío postal se cobran y contabilizan de conformidad con las normas que rigen los servicios postales.

Los apartados 5, 6 y 7 del artículo 133 bis del Código Procesal Civil establecen que las partes asumen los gastos de la notificación o traslado mediante notario, abonando el coste correspondiente directamente al notario. Los notarios que no reciban una provisión de fondos para sufragar los gastos de notificación y traslado no tienen la obligación de notificar o trasladar el documento. El notario elabora un escrito al respecto y se lo comunica directamente al órgano jurisdiccional. Las partes no tienen la obligación de asumir los honorarios notariales por las medidas adoptadas para la notificación o traslado de un documento por vía notarial. Los gastos de notificación o traslado por vía notarial se suman a las costas procesales si el órgano jurisdiccional lo considera necesario. Los honorarios y los gastos de un notario por llevar a cabo notificaciones o traslados por vía notarial se rigen por el Reglamento sobre aranceles notariales temporales o Pravilnik o privremenoj javnobilježničkoj tarifi (Narodne novine n.os 97/01 y 115/12).

El artículo 146, apartado 5, del Código Procesal Civil establece que los fondos destinados a sufragar los gastos derivados del nombramiento y las actuaciones de procurador del demandado los provisiona por adelantado el demandante, con arreglo a una resolución judicial que no admite recurso. Si el demandante no provisiona los fondos dentro del plazo establecido, no se admite a trámite la demanda.

En lo que respecta a los gastos de notificación o traslado mediante un funcionario del órgano jurisdiccional, el órgano jurisdiccional abona de forma anticipada los gastos correspondientes por el importe que determine. Esta práctica se contempla en las disposiciones del artículo 49 del Reglamento de procedimiento de los órganos jurisdiccionales o Sudskog poslovnika (Narodne novine n.º 35/15), en virtud del cual solo se llevan a cabo fuera de la sede judicial aquellas actuaciones oficiales que sean necesarias para resolver un asunto con arreglo a la ley; el artículo 50 del mismo Reglamento establece que el reembolso de los gastos derivados de actuaciones llevadas a cabo fuera de la sede judicial se tramita con arreglo a normas específicas, y que las actividades realizadas fuera de la sede judicial que las partes soliciten y costeen con arreglo a una resolución judicial solo pueden llevarse a cabo, en principio, una vez que la parte correspondiente haya depositado el anticipo por el importe estipulado.

Última actualización: 26/08/2021

El punto de contacto correspondiente realiza el mantenimiento de la versión de esta página en la lengua nacional. El correspondiente servicio de la Comisión Europea se encarga de las traducciones. Es posible que las traducciones aun no reflejen algunos de los cambios que la autoridad nacional competente haya hecho en la versión original. Ni la RJE ni la Comisión Europea asumen ningún tipo de responsabilidad con respecto a la información o los datos contenidos o mencionados en el presente documento. Véase el aviso legal para las normas sobre derechos de autor aplicables en los Estados miembros responsables de esta página.