Recorrido de navegación

menu starting dummy link

Page navigation

menu ending dummy link

Solicitud de cooperación judicial

Versión maximizada Imprimir

Las solicitudes de asistencia judicial son solicitudes remitidas por un juez o un fiscal de un Estado miembro a otro juez o fiscal de otro Estado miembro.


Asistencia judicial

El primer instrumento europeo que reguló estas solicitudes fue el El enlace abre una nueva ventanaConvenio de 1959 del Consejo de Europa, con su El enlace abre una nueva ventanaProtocolo de 1978, seguido del El enlace abre una nueva ventanaConvenio de 1990. En 2000, los Estados miembros de la Unión Europea firmaron un El enlace abre una nueva ventanaConvenio relativo a la asistencia judicial en materia penal para completar y facilitar la aplicación de los anteriores. El Convenio de 2000 se reforzó en 2001 con un Protocolo centrado en la asistencia judicial para la obtención de información sobre cuentas bancarias y operaciones bancarias.

En virtud del Convenio de 2000, debe prestarse asistencia judicial en relación con:

  • procedimientos penales,
  • procedimientos incoados por autoridades administrativas cuando la decisión de dichas autoridades pueda ser recurrida ante un órgano jurisdiccional competente en materia penal,
  • procedimientos por delitos o infracciones de los cuales, en el Estado miembro requirente, pueda ser considerada responsable una persona jurídica (una empresa u otra entidad, no una persona física).

La cooperación puede prestarse mediante un intercambio de información espontáneo o en respuesta a la solicitud de un Estado miembro. Como norma general, las solicitudes deben efectuarse directamente entre las autoridades judiciales que tengan competencia jurisdiccional para formularlas y ejecutarlas, y deben ser atendidas por los mismos cauces. El Estado miembro requerido debe cumplir los trámites y procedimientos expresamente indicados por el Estado miembro requirente. Para propiciar una cooperación más estrecha entre las autoridades policiales, judiciales y demás autoridades competentes, el Convenio de 2000 regula la utilización de técnicas como la videoconferencia, las audiciones por conferencia telefónica y la intervención de telecomunicaciones.

Reconocimiento mutuo

Desde 2001, los Estados miembros están intensificando también la cooperación mediante instrumentos que se basan en el principio del reconocimiento mutuo. Este principio significa que las autoridades judiciales (órganos jurisdiccionales, jueces, fiscales) de un Estado miembro reconocerán como equivalentes a resoluciones adoptadas en su Estado miembro las resoluciones dictadas por las autoridades judiciales de los demás Estados miembros. Puede obtenerse más información sobre este tipo de instrumentos en las páginas siguientes:


La Comisión Europea se encarga del mantenimiento de esta página. La información que figura en la presente página no refleja necesariamente la posición ofical de la Comisión Europea. La Comisión no asume ningún tipo de responsabilidad con respecto a la información o los datos contenidos o mencionados en el presente documento. Consúltese el aviso jurídico relativo a las normas sobre derechos de autor en relación con las páginas europeas.

Última actualización: 20/02/2014